Cómo decorar y pintar recámaras infantiles según el Feng Shui

Califíca el artículo

La ciencia milenaria que es el Feng Shui tiene determinados principios que están ligados al equilibrio energético y la armonía. La energía del cuarto de los niños debe emanar paz y calma.

Cómo debe estar orientada la cama según el Feng Shui

En el dibujo siguiente se muestra como debe estar orientada la cama del niño con respecto a la puerta de ingreso al dormitorio según el Feng Shui.

La colocación de la cabecera de la cama en la habitación

El Fenf Shui contempla adeás la orientación de la cama.

  • Por ejemplo, un niño que sufre de insomnio puede mejorar su sueño al dormir con la cabeza hacia el norte.
  • La cabecera de la cama colocada en una esquina orientada al noreste puede generar pesadillas.
  • La cabeza hacia el este es la mejor posición: hace que el niño sea optimista y dinámico; la cama orientada al sureste aumenta la creatividad y la sociabilidad, pero menos que si estuviera orientada hacia el este
  • La cabeza orientada al sur puede hacer que el sueño sea muy liviano y promover la hiperactividad.
  • La cabeza orientada al suroeste da estabilidad y es adecuada para niños hiperactivos.
  • La cabeza orientada hacia el oeste calma el sueño pero puede inducir la pereza
  • La cabeza orientada hacia el noroeste estimula la autoridad y solo se recomienda a los padres porque favorece el razonamiento sabio.

Colores adecuados según el Feng Shui para recámaras infantiles

Por eso el hecho de la eleccion de un color, un decorado es importante para lograrlo.

En caso de dormitorios infantiles también el Feng Shui sugiere determinadas cosas, desde los colores neutros tanto en las paredes como en el mobiliario y ropa de cama. Todos los colores neutros o naturales transmiten tranquilidad, ya sea los beige, habanos, crudos, maíz.

Cómo decorar una recámara infantil según el Feng Shui

Hay ciertas reglas que se deben tener en cuenta a la hora de decorar un cuarto infantil según el Feng Shui.

  • Las camas de los chicos deben tener cabecera y piecera.

  • No debe llenarse mucho las paredes de adornos y se debe tener cuidado con cuadros y espejos dado que podrían caer sobre los chicos y lastimarlos.
  • Se deben evitar muebles con puntas y debe estar el elemento madera.
  • Preferentemente elegir muebles bajos que no les dificulten los movimientos, así como no son recomendables las camas altas ni estantes o bibliotecas sobre las cabezas de los niños cuando están acostados.
  • Los tapices  o cuadros deben tener forma de animalitos, payasos o niños que les promuevan sentimientos de socialbilización y de convivencia.
  • Se deben evitar los enchufes o tomas cerca de la cama, no ponerles televisores ni otros artefactos eléctricos.
  • Mantener siempre la recámara ordenada.

Otros consejos para decorar:

  • Los cuadros en las paredes deben estar hechos preferiblemente de tela (se pueden hacer bordados muy bonitos con diseños más suaves y colores menos brillantes ). En este sentido, es bueno recordar que los cuadros pequeños colocados frente a la cama son buenos si tienen colores pastel relajantes, mientras que los que están colgados en las inmediaciones del área de juego también pueden ser de colores brillantes. Incluso las paredes, las sábanas y el edredón son buenos para los colores sólidos y con colores y diseños muy delicados.

  • Si quieres ponerle una alfombra es bueno que también sea de fibra natural como el coco o la paja y posiblemente el color natural de las fibras y no teñido. La alfombra es considerada un mueble yang, energizante y energía polarizante. Ayuda a dar una sensación de orden incluso cuando hay desorden. Es bueno saber que para hacer que el niño duerma bien, los juguetes por la noche deben colocarse en un armario: restaurar el orden es una buena cosa y siempre es mejor que dejar el dormitorio desordenado, pero las formas de los objetos en sí y sus colores , desvían energía y crean desorden, mejor volver a ponerlos en algún armario, dejando fuera solo al favorito, con el que, tal vez, al niño le encanta quedarse dormido.
  • Los carillones y los móviles son buenos si se cuelgan del techo o son bastante altos: su movimiento atrae la atención del niño pequeño de una manera calmada, y su movimiento lento y armonioso favorece el movimiento de la energía de una manera delicada.
  • En las ventanas, se recomienda mantener las persianas enrollables estrictamente bajas durante la noche y elevadas, al menos durante unas horas, durante el día, para que entre mucha luz. No se recomiendan las contramarcos o marcos metálicos: siempre es preferible que sean solo de madera.

Cómo iluminar la recámara infantil según el Feng Shui

La iluminación ideal debe ser proporcionada por lámparas semicirculares o circulares aplicadas a la pared que emitan una luz cálida y difusa y alimentan la energía del ambiente de manera uniforme.

 También se recomienda una lámpara de cristal de sal que contrarresta el electromagnetismo a través de su efecto ionizante y emite una luz suave y vigorizante muy agradable, tan beneficiosa como la de los lugares inmersos en la naturaleza.

Cómo amoblar la recámara según el Feng Shui

En la vecindad de la cama nunca debe haber aparatos eléctricos como computadoras, equipos de sonido, televisores y radio despertadores, ya que su energía afectaría negativamente el descanso del niño.

Los muebles, desde el armario hasta la cómoda, desde las mesas de noche hasta el escritorio, deben tener formas suaves y redondeadas. En general, es preferible usar materiales cálidos, como alfombras y madera, para cubrir el piso y elegir muebles, tapicería o pintura de colores claros para transmitir alegría y alegría: los principales colores utilizados en las habitaciones de los niños son los colores neutros acompañados por el azul, verde, rosa y amarillo.

El escritorio debe colocarse lateralmente con respecto a la ventana, para no distraerse con lo que sucede afuera durante el estudio y en posición frontal hacia la puerta para que el niño, con la espalda apoyada en la pared, pueda controlar quién ingresa.

El Feng Shui en la recámara infantil: Consejos

 Las soluciones de Feng Shui que acompañan el desarrollo de los niños son significativas a la hora de crear condiciones armoniosas que correspondan a las necesidades de los niños.
La decoración del dormitorio, por supuesto, depende de la edad del niño, por lo que el espacio debe cambiar cada 2-3 años. Es importante que a los niños de determinada edad  les permitamos participar en las opciones para amueblar su habitación.

Los niños conocen intuitivamente lugares con energía positiva. Pero por ejemplo, los espejos no son adecuados para las habitaciones de los niños porque confunden el flujo de energía.
Otros efectos son los colores: la combinación de colores en la habitación, si se basa en el tipo de elementos que prevalecen en la habitación. En general, elija colores neutros. Los colores  fuertes pueden verse influidos negativamente en la concentración y descanso del niño.
El rojo, por ejemplo, representa el elemento Fuego que, si se usa incorrectamente, podría tener un efecto desfavorable en los niños. En general es preferible no usar colores fuertes en las habitaciones. La tendencia a usar colores brillantes se debe al hecho de que a menudo el dormitorio también es la sala de juegos. En la sala de juegos, los tonos fuertes y contrastantes son excelentes. Pero no siempre son buenos para dormir. Por este motivo, en la sala infantil, el Feng Shui recomienda no exceder con tonos fuertes o contrastes entre colores.
Colores, materiales, iluminación, área para dormir, área de juegos, lugar de estudio, muebles … elementos que el Feng Shui puede usar para un crecimiento armonioso de sus hijos.

Funciones de las recámaras según el Feng Shui

Las habitaciones de los niños presentan un problema, que al menos debe ser conocido y evaluado por los padres. Por razones económicas o por falta de espacio, a menudo se reúnen tres funciones en las habitaciones de los niños: dormir y descansar (asociado con los muebles de cama, el yin), jugar (asociado con juegos y espacio vacío, mucho yang) y estudiar (asociado con muebles de escritorio, yang moderado).
Si seguimos los principios del Feng Shui, estas tres funciones no van muy bien entre sí. Siempre que sea posible, es mejor si los niños tienen una sala de juegos diferente a la del dormitorio. Si esto no es posible, las tres áreas deben estar bien contextualizadas: los niños aman las cosas que son claras y fáciles de entender. Los caminos que conducen a las tres áreas no se deben torcer o cortar.
Al querer seguir los principios del Feng Shui en la configuración de una sala multifunción, se debe dar prioridad a la sala como un lugar para dormir. Las funciones de juego y / o estudio pueden agregarse posteriormente por razones de necesidad. En este sentido, primero es necesario definir la mejor posición de la cama; En segundo lugar procedemos con el área de juego.
Cuando el niño crece y hay una necesidad de espacio para estudiar, esta tercera función debe ser agregada. Pero generalmente en este punto, el niño juega menos en la habitación y más afuera, por lo que la transición debe ser gradual y no difícil de integrar.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.