Fundas nórdicas: Si o no?

La irrupción de las fundas nórdicas si bien en Europa son comunes, tardó mucho en llegar a otros países, tal vez por el efecto de “mal hecha la cama” que da. Es una excelente opción tanto por comodidad como por confort.

Prejuicios sobre las fundas nórdicas

Hay muchos prejuicios sobre las fundas nórdicas, aunque se han ido superando.

funda-nordica-estrellas

Los prejuicios que existían hacia las fundas nórdicas están despareciendo y se están popularizando especialmente porque es una manera divertida de cambiar por completo un cuarto, ya que está compuesta por tres partes, la funda de la almohada ( o dos de acuerdo al tamaño de la cama), la sábana de abajo y el saco nórdico que es donde se introduce el relleno. Se cambia como una sábana de arriba y por lo tanto nos permite jugar con los colores y los estampados, más que un típico acolchado o edredón común.

fundas nordicasfile_64_26

De esta manera si uno lo desea puede tener diversidad de colores y estampados, variando el aspecto del cuarto. Lo que se debe tener en cuenta es el relleno de la funda nórdica, que generalmente es de pluma de ganso, que coincida con la funda, ya que hay muchos tamaños.

Rellenos de las fundas nórdicas

Como las fundas nórdicas fueron creadas para proteger del frío, se rellenan con diferentes materiales:

  • Plumas
  • Lana
  • Plumón
  • Fibras sintéticas

Funciones de las fundas nórdicas

Las fundas nórdicas cumplen dos funciones, dar calor y decorar el dormitorio. Además son muy prácticas ya que se utilizan como seabanas también.

fundas-nordicas

Las fundas nórdicas son llamadas también edredones nórdicos.

Cómo deben ser las fundas nórdicas?

Siempre las fundas nórdicas deben ser generosas, por ejemplo para una cama de 90 cm. se aconseja que mida 1.50 – 1.60 m  de ancho.  Para una cama de dos plazas de 1.80 lo aconsejable es que mida 2.60 m. Siempre optar por telas de sábana lavable en lo posible 50 % algodón, 50% de polyester.

fundas nordicasAD071008_780

Cuándo fueron creadas las fundas nórdicas?

Siempre calentarse fue una preocupación de los seres humanos. Ya en el siglo I antes de Cristo al observar que las aves, especialmente las ocas y patos, nadaban sin problema en las frías aguas del Norte de Europa, dedujeron que sus plumas servían de aislante.

En aquel entonces llenaban sacos de tela con plumas, uno lo utilizaban de colchón y con otro se abrigaban. Estas fundas nórdicas fueron descubiertas recién  en el siglo XVIII en el resto de los países de Europa, donde un siglo después se popularizaron por ser más livianas y calentitas que las mantas de lana.

Fundas nórdicas: Variedad

Hay una inmensa variedad de fundas nórdicas. Algunas con temáticas especiales, como pueden ser las fundas para camas para niños, para adolescentes o para adultos. A continuación vemos algunos ejemplos.

[Total: 0   Promedio: 0/5]
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.